Un profesor de Educación Física fabrica un coche eléctrico con sus propias manos

 

Carlos Rodríguez, que no tenía conocimientos previos de ingeniería, ha tardado seis años en terminar el coche y ahora busca conseguir su homologación

Carlos Rodríguez, profesor de Educación Física en el IES Las Salinas del Mar Menor, ha construido en seis años un coche eléctrico, descapotable, de línea deportiva, completamente funcional, y con una autonomía de 300 km. No tenía conocimientos previos en ingeniería, mecánica o física. Rodríguez ha estado en 'Hoy por hoy Cartagena' donde ha repasado todo el proceso de su construcción. Se trata de "una ilusión que tenía desde hace tiempo", aunque en principio se planteó construir un 'kit kat', coche construido a partir de piezas homologadas, o reformar un coche antiguo. El empujón final para lanzarse a si construcción fue contraer meningitis, lo que le llevó a "plantearse cosas", y en cuyo periodo de recuperación comenzó a leer sobre mecánica e ingeniería.
Carlos Rodríguez, profesor de Educación Física en el IES Las Salinas del Mar Menor, ha construido en seis años un coche eléctrico, descapotable, de línea deportiva, completamente funcional, y con una autonomía de 300 km. No tenía conocimientos previos en ingeniería, mecánica o física. Rodríguez ha estado en 'Hoy por hoy Cartagena' donde ha repasado todo el proceso de su construcción. Se trata de "una ilusión que tenía desde hace tiempo", aunque en principio se planteó construir un 'kit kat', coche construido a partir de piezas homologadas, o reformar un coche antiguo. El empujón final para lanzarse a si construcción fue contraer meningitis, lo que le llevó a "plantearse cosas", y en cuyo periodo de recuperación comenzó a leer sobre mecánica e ingeniería.
Carlos Rodríguez
Antes solo había hecho muebles y esculturas. Comenzó construyendo la carrocería, de fibra de vidrio, diseñada completamente por él. Después construyó el chasis, el motor eléctrico y una batería, iguales que las de los modelos de la marca Tesla, ya que sus patentes están abiertas. Ahora busca conseguir la homologación de su coche, aunque confiesa que no sabe si lo va a lograr. Se trata, dice, de una auténtica "pelea burocrática". La carrocería está fabricada en fibra de vidrio, aunque podría hacerla de fibra de carbono, más ligera, y que se utiliza mucho en los coches eléctricos. El chasis es de acero y aluminio, y no descarta hacerlo únicamente de aluminio o de fibra de carbono. Estos cambios serían necesarios para fabricarlo en serie, como es su intención; hacer una serie corta cuando consiga homologarlo. Ha utilizado también piezas homologadas y reutilizadas de otros coches. Por ejemplo, los faros delanteros de un Audi A1, los traseros de un Audi Q3, retrovisores de un Seat León o la dirección eléctrica de un Opel Corsa.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Tienda Outlet de CantalejoCenter. Descartar

A %d blogueros les gusta esto: